jueves, 29 de julio de 2021

El estudio lento en el piano y otras reflexiones

 

SOBRE EL ESTUDIO LENTO EN EL PIANO

Esta es la típica pregunta que se suele plantear a los artistas: ¿Considera necesario centrar el trabajo en la velocidad o practica mucho la obra a la velocidad requerida?

La velocidad en la interpretación pianística. 
Fuente: Pixabay

Muchos pianistas trabajan a una velocidad lenta. Esto era habitual en William H. Sherwood. Harold Bauer cree que la velocidad es inherente a la persona, de manera que cuando el pasaje se comprende a la perfección, puede tocarse al tempo adecuado. Backhaus explica que raramente trabaja como objetivo la velocidad y dice que si domina el fragmento, puede tocarlo a cualquier tempo: “No centro mi trabajo en conseguir velocidad como otros hacen”, señala. “Rara vez estudio rápido porque interfiere en la claridad. Prefiero tocar más despacio, prestando la máxima atención a la claridad y a la obtención de un buen sonido. Con este planteamiento me doy cuenta de que cuando necesito velocidad ya la he conseguido.”

Clarence Adler aconseja siempre a sus estudiantes que comiencen con el trabajo lento – el tempo más rápido se desarrollará después de forma natural. La velocidad solo debe utilizarse cuando la pieza se haya aprendido a fondo, cuando se haya puesto atención en cada aspecto de la expresión y cuando la digitación, los acentos y las dinámicas se dominen completamente. “Apenas creerías cómo es la lentitud con la que estudio.”


ALGUNAS EXCEPCIONES

Hay muy pocas excepciones a la opinión general que se muestra a favor de trabajar la técnica independientemente del repertorio. Godowski afirma que nunca practica las escalas. Bauer se preocupa poco por el estudio de la técnica pura y piensa que la composición en sí misma contiene suficiente material de naturaleza técnica. Si estas brillantes excepciones demuestran o no esta idea es algo que el alumno de piano reflexivo debe decidir por sí mismo: ya es consciente de que la interpretación en un piano moderno requiere una técnica perfecta, junto con la ecuación personal de una salud de hierro, un propósito serio y una mentalidad polifacética. Las señora Rider-Possart dice lo siguiente: “La técnica es algo que un artista debe poner en un segundo plano, sin embargo, si no la posee, no puede llegar a ninguna parte.” El estudiante no pasará por alto el hecho de que adquirir el necesario control técnico exige tiempo y centrarse en el mismo fuera de la pieza que esté tocando.  Debe comprender los principios de la técnica pianística y seguir una cierta rutina para asegurarse el mejor de los resultados de la manera más rápida y segura. Mientras que cada uno debe trabajar de forma individual, es un estímulo saber que incluso los mejores artistas deben trabajar a fondo su técnica, deben mantenerla siempre al día, tocar despacio y memorizar poco a poco. La diferencia entre el artista y el músico amateur con talento se encuentra a menudo en la absoluta concentración del primero, su perseverancia y su devoción por perseguir unos ideales más elevados.


BIBLIOGRAFÍA:

Brower, H. (1915). Piano Mastery. Talks with master pianists and teachers. New York: Frederick A. Stokes Company.

Traducción: Francisco José Balsera Gómez


viernes, 11 de junio de 2021

Recital fin de carrera de Javier Oltra

Hoy 11 de junio se ha celebrado el recital final de carrera de Javier Oltra Fernández en el Conservatorio Superior de Música de Aragón.

 El programa, muy exigente, ha estado formado por el siguiente repertorio:

ALBÉNIZ: La Vega

BARTÓK: Suite Op. 14

LISZT: Rapsodia húngara nº 2

BUSONI: Fantasía a la manera de Bach


¡Enhorabuena, Javier!







martes, 8 de junio de 2021

Recital fin de carrera de Ismael Escribano

Mañana miércoles, 9 de junio, Ismael Escribano ofrecerá su recital final de carrera en el Conservatorio Superior de Música de Aragón.

Dará comienzo a las 13:30h. A continuación puedes ver el programa que interpretará.

¡Felicidades, Ismael!
























domingo, 16 de mayo de 2021

12 ideas sobre la tutorización online

 A continuación comparto la presentación que he preparado a partir de una charla con tutores que tienen experiencia en la tutorización online. 

Entre otros temas, vamos a ver qué ventajas tiene la formación en línea, el estilo de tutorización, las rutinas diarias del tutor, así como consejos y trucos para gestionar la información. 


domingo, 9 de mayo de 2021

El arte de la práctica pianística II


 EL PIANISTA COMO MECÁNICO   

Edwin Hughes, pianista americano y profesor en Múnich comenta lo siguiente: “la técnica es la parte mecánica de la música; para mantenerla en orden, uno debe estar constantemente pendiente de ella, al igual que el maquinista hace con su locomotora o el chófer con su automóvil. Cualquier intérprete inteligente sabe que ciertos ejercicios son especialmente beneficiosos para un funcionamiento correcto de la mecánica en su interpretación. A partir de éstos, planificará su estudio diario de la técnica.”

Teresa Carreño afirma que en sus comienzos hacía muchos ejercicios técnicos que le escribía su profesora con pasajes difíciles extraídos de las obras de los grandes compositores. Había cientos de ellos, tantos que le costó tres días hacerlos. Considera que todos ellos tienen un inestimable valor y los usa habitualmente en su práctica y también cuando enseña. Cada ejercicio debe interpretarse en todas las tonalidades y con la mayor variedad posible de tipos de toque y sonido. 

Paderewski dedica mucho tiempo diario al estudio de la técnica. Se sabe que tocaba escalas y arpegios durante tres cuartos de hora de tirón. Las tocaba con diferentes toques, velocidades, contrastes dinámicos, etc. 

El pianista como mecánico.
Fuente: Pixabay. Imagen libre de derechos

Por lo que vemos en los ejemplos anteriores, muchos pianistas creen en la importancia del trabajo mecánico diario, o el estudio puramente técnico además de abordar el repertorio. Muchos más declaran que las escalas, los acordes, los arpegios y las octavas constituyen su pan nuestro de cada día. Algunos me han hablado especialmente de la práctica de las octavas como algo muy beneficioso. Sienten que son esenciales para adquirir una buena técnica y para mantenerse a tono hasta el día del concierto.  

Algunos artistas se muestran proclives a trabajar ciertos estudios. Backhaus recomienda encarecidamente los ejercicios de Brahms, por ejemplo. Todos los músicos recurren a Bach en conexión con el trabajo de la técnica. De hecho, podemos considerar que las obras de Bach encarnan los principios de la técnica pura, y los pianistas y profesores piensan que deben formar parte del trabajo diario. 


INVENTAR EJERCICIOS

Junto a los estudios y los ejercicios de técnica, los artistas inventan ejercicios a partir de las piezas de estudio, ya sea tocando pasajes escritos para las dos manos con una sola, transformando notas simples en octavas, sustituyendo la digitación, utilizando los dedos más débiles, cambiando el ritmo, y otras muchas formas de incrementar el esfuerzo en la interpretación, de manera que al tocar el pasaje en su forma original, parezca un juego de niños. 

Otra forma de mejorar la técnica es a través de la transposición. Cualquiera podría pensar que la música de Bach es lo suficientemente difícil cuando se toca tal y como está escrita, pero los músicos piensan que nada hay mejor que interpretarla en diferentes tonalidades. Burnham explica que durante las primeras lecciones con el Dr. Mason, el maestro le dio una invención de Bach para que la estudiara, resaltando que debía memorizarla a la perfección. Esa sugerencia fue suficiente para que el ambicioso estudiante apareciera en la siguiente clase no solo con esa invención aprendida de memoria, sino que trajo todo el libro memorizado. De Pachmann, en su ansia por dominar la técnica y la literatura pianística, dice que cuando en una ocasión su profesor le pidió un Preludio y Fuga de Bach, se fue a casa y se aprendió los veinticuatro y ¡fue capaz de tocarlos en todas las tonalidades en la siguiente clase! 

CONTINUARÁ...

Puedes leer la primera parte del artículo accediendo desde AQUÍ.


BIBLIOGRAFÍA:

Brower, H. (1915). Piano Mastery. Talks with master pianists and teachers. New York: Frederick A. Stokes Company.

Traducción: Francisco José Balsera Gómez


sábado, 1 de mayo de 2021

Funciones del tutor en red

En la siguiente infografía presento algunas de las funciones más importantes que debe desempeñar un tutor de formación online

Si pulsas en cada imagen o pasas el ratón por encima, aparecerá una breve explicación. 

¿Cuál o cuáles de ellas te parecen las más importantes según tu criterio? Espero tus aportaciones en la sección de comentarios de esta entrada del blog. Muchas gracias. 


domingo, 25 de abril de 2021

El arte de la práctica pianística I

Hemos visto que si el pianista desea progresar en su arte, debe asentar una buena base en lo que se refiere a la posición de la mano, la condición corporal, los movimientos correctos de los dedos, y poner una cuidadosa atención a los detalles más pequeños en el toque y la producción de sonido. 

Este es el comentario que se escucha a menudo de las personas que acaban de asistir a un recital de piano: “Daría cualquier cosa del mundo por tocar así.” Pero, ¿dedicarían el tiempo necesario, por no decir nada de la paciencia infinita, la energía incansable, la indomable perseverancia que van de la mano para crear un virtuoso?

¿Cuánto tiempo de estudio necesita realmente el artista? Paderewski dedica todo su tiempo durante los periodos en los que prepara sus giras. En ciertos momentos del año, la mayoría de los artistas destinan gran parte del día al trabajo pianístico. Godowski es un trabajador incesante. Burnham utiliza las mañanas enteras para estudiar piano. Germaine Schnitzer dedica al piano seis horas diarias y si deja de estudiar un día recupera el tiempo en las sesiones siguientes. Eleanor Spencer “practica en su tiempo libre”, tal y como ella comenta. 

Un pianista profesional debe dedicar un número determinado de horas al día a la práctica, además de todo lo que se hace fuera del instrumento.  El trabajo mental es continuo, independientemente de que uno se siente o no al instrumento. 

El aspecto que más nos interesa es el siguiente: ¿Cómo se debe practicar para aprovechar bien el tiempo y obtener los mejores resultados? ¿Qué estudios, si los hubiere, deberías utilizar y qué material para el trabajo de la técnica es el más útil y eficaz?

Es necesario aprovechar bien el tiempo en la práctica del piano
para obtener los mejores resultados.


Wilhelm Backhaus, cuya consumada técnica es conocida por todos, dice lo siguiente: “Soy demasiado anticuado para creer todavía en las escalas y arpegios. Algunos de los intérpretes actuales parece que no utilicen nunca estos recursos, pero yo creo que son muy importantes. Esto no quiere decir necesariamente que tenga que tocar las escalas en todas las tonalidades cuando practico. Selecciono unas pocas y las trabajo. Comienzo con movimientos ridículamente simples - paso del pulgar por debajo de la mano y la mano sobre el pulgar – unos pocos movimientos cada vez, pero así se consigue preparar la mano para abordar las escalas y los arpegios, a las que dedico media hora al día. Tengo que revisar mi técnica una o dos veces a la semana para comprobar que todo está en orden. Las escalas y los arpegios son objeto de crítica. Las trabajo con diferentes tipos de toque aunque con mayor frecuencia utilizo el legato, porque es más difícil y también más bello que otros. Cuando es posible, trabajo la técnica una hora al día incluyendo a Bach.”

Sigismond Stojowski considera que las escalas y los arpergios deben formar parte de la rutina de trabajo diaria. 

Thuel Burnham declara lo siguiente: “De mis horas de práctica, al menos una la dedico a la técnica, escalas, arpegios, octavas, acordes, ¡y Bach! Creo en la importancia de la selección de obras de Bach para trabajar, transportar a todas las tonalidades y pulir al máximo. En cuanto a los estudios, es mejor perfeccionar unos pocos que tocar muchos.”   

CONTINUARÁ...


BIBLIOGRAFÍA:

Brower, H. (1915). Piano Mastery. Talks with master pianists and teachers. New York: Frederick A. Stokes Company.

Traducción: Francisco José Balsera Gómez