jueves, 8 de febrero de 2018

Curso: Didáctica de la enseñanza musical con inteligencia emocional (Sesión I)

Hoy ha dado comienzo el curso Didáctica de la enseñanza musical con Inteligencia Emocional, organizado por el Departamento de Educación del Gobierno de Aragón a través del CIFE María de Ávila. 

Durante cuatro sesiones vamos a trabajar las implicaciones de la inteligencia emocional en el área de música. Me ha encantado conocer al grupo de alrededor de 40 docentes y su implicación en esta primera sesión. 

Presentación del curso

Los objetivos del curso son:
  • Concienciar al profesorado de la importancia de la inteligencia emocional.
  • Aplicar la inteligencia emocional a los procesos de enseñanza-aprendizaje.
  • Desarrollar la inteligencia emocional en los alumnos a través de metodologías activas en el aula de música. 
La sesión se ha iniciado con una actividad de presentación. Los docentes, por parejas, han tenido que dibujar en un globo, a modo de fotografía, la cara de su compañero. Además, tenían que escribir tres aspectos (gustos, aficiones...) que desearan compartir. Una vez hecho esto, se han lanzado al aire todos los globos. Cada participante ha cogido uno y con las pistas del dibujo y las tres características ha tenido que encontrar a la persona representada. Esta tarea, que conocí en un curso de profesores de Español el pasado verano, me gusta mucho porque ayuda romper el hielo entre los participantes y crea un clima distendido. 

Dibujamos al compañero y escribimos tres aspectos que comparta con nosotros.

Hemos partido de la siguiente pregunta inicial: ¿Qué es lo que te motiva como profesor? Los compañeros han escrito sus respuestas en Tricider y este ha sido el resultado: http://www.tricider.com/brainstorming/3Ow501vOESt

Después de visualizar el vídeo "Todo niño necesita un campeón" de Rita Pierson hemos llegado a la conclusión de que...
  • La conexión humana es fundamental. Debe darse una corriente de empatía entre el maestro y los alumnos.
  • Los niños no aprenden de las personas que no les gustan. 
  • La enseñanza y el aprendizaje deben ir asociados a la alegría (y esto no significa que no haya que esforzarse, sino todo lo contrario).
  • Los educadores hemos nacido para marcar la diferencia.
De las competencias emocionales, el protagonismo se lo ha llevado el AUTOCONOCIMIENTO. Se trata de la habilidad emocional básica de la que se derivan las demás (autocontrol, automotivación, empatía y habilidades de comunicación). Todos podemos ser conscientes de nuestras emociones ya que cualquier situación conlleva experimentarlas. Para trabajar la falta de motivación, baja autoestima, dificultad para concentrarse o la incapacidad para expresar las propias emociones de algunos alumnos, debemos introducir de forma consciente la inteligencia emocional en las aulas. Y es que... No solo hay que educar la mente sino también a la persona en su conjunto.

Para desarrollar este autoconocimiento, los alumnos deben adquirir un vocabulario emocional amplio. Para Shapiro (1997) un niño de diez años debería se capaz de identificar sin problemas al menos doce estados emocionales, y en plena adolescencia debería hablar de los ligeros matices de las emociones (como por ejemplo diferenciar entre ansiedad y temor).

Hemos llegado a la definición de inteligencia emocional explicando previamente cómo y cuándo surge el término (en un artículo de psicología infantil firmado por Peter Salovey y John Mayer) y la difusión internacional que hizo Daniel Goleman gracias a su libro "Emotional Intelligence". Siguiendo a Gallego y Gallego (2004) pensamos que la inteligencia emocional es "la capacidad que tiene el ser humano, gracias a su proceso evolutivo, para armonizar lo emocional y lo cognitivo, de manera que pueda atender, comprender, controlar, expresar y analizar las emociones dentro de sí y en los demás. Todo ello permitirá que su actuación sobre el entorno, y sus relaciones humanas sean eficaces, útiles y tengan repercusiones positivas para él, los demás y el entorno en el que se desenvuelven".

A continuación hemos realizado un Kahoot en el que había que reconocer diferentes expresiones emocionales, asociadas a gestos corporales. Si os apetece jugar, preparad vuestros móviles y pinchad en el enlace siguiente: https://play.kahoot.it/#/?quizId=69bb3a0f-1a27-4e85-8492-eefa9335b26d

Se han repasado los principales valores que aporta hacer música en grupo: solidaridad, sentimiento de equipo, esfuerzo y disciplina, búsqueda de la excelencia, concentración y escucha, entre otros. 

Hemos formado grupos de 7 personas para musicalizar una serie de propuestas pictóricas. Los alumnos tenían que estudiar detenidamente el cuadro y observar las emociones que podrían estar experimentando los personajes. Posteriormente al análisis se ha dado un tiempo para que, con instrumentos melódicos y de pequeña percusión, pusieran música a estas escenas. Debo felicitar a los compañeros por las estupendas improvisaciones (muy creativas) con las que nos han deleitado.





Enlazado con este ejercicio, hemos escuchado un fragmento musical en el que los alumnos tenían que listar las emociones que la música les sugería. Al finalizar la tarea hemos visto que se trataba de la obra "La isla de los muertos" de Rachmaninov, basada en el cuadro de título homónimo de Arnold Böcklin.




El taller ha finalizado con dos tareas de trabajo en las que se requiere la colaboración para su consecución: "La nave espacial" y "Construcción de una forma geométrica con los ojos cerrados".

Seguimos instrucciones y construímos un triángulo con los ojos cerrados

Entre otros temas, en la siguiente sesión trabajaremos las inteligencias múltiples de Howard Gardner y la forma de plantear actividades a partir de este enfoque multimodal. ¡Seguimos!


Bibliografía

Balsera, F.J. y Gallego, D.J. (2010). Inteligencia emocional y enseñanza de la música. Barcelona: Dinsic.
Gallego D. y Gallego M.J.(2004). Educar la inteligencia emocional en el aula. Madrid: PPC.
Shapiro, L.E. (1997). La inteligencia emocional de los niños: una guía para padres y maestros. bilbao: Grafo (4ª Edición, 2002)



Las imágenes de esta entrada del blog son propias y de los compañeros Marta Gutierrez y Javier Domínguez. ¡Gracias!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Me encantan los comentarios en las entradas del blog! Si te ha parecido interesante el tema tratado en este post, anímate a compartir alguna idea. Mil gracias por tu participación.